Podología pediátrica

Cuidar de los pies de los niños es de vital importancia para un correcto desarrollo. Por ello a través de la podología infantil realizamos un seguimiento de la evolución del niño, con el objetivo de corregir posibles alteraciones que influyen de manera negativa en su correcto desarrollo. En nuestro centro médico de estética en Córdoba realizamos un estudio exhaustivo del pie con el objetivo de detectar las alteraciones estructurales y funcionales.

¿Qué es la podología pediátrica?

La podología pediátrica o podología infantil es la encargada de detectar los problemas en los pies de los más pequeños de la casa. A través de ella se busca corregir posibles alteraciones que repercutan en el correcto crecimiento del pie. Estudiar la pisada de los niños ayudará a detectar posibles patologías, que, tratadas a tiempo, evitarán problemas en etapas más adultas

podología pediátrica o infantil en córdoba

¿Qué trata la podología infantil?

La podología pediátrica en Córdoba trata deformidades del pie como:

Pie plano:

Una de las patologías más comunes. Surge cuando el arco plantar del pie tiene una altura más baja de lo normal. Esto hace que se apoye todo el peso sobre la curvatura y el talón poco a poco se vaya se desvíe hacia atrás

Pie cavo:

El arco está mucho más pronunciado de lo normal. En estos casos el apoyo se realiza con la zona del talón y del metatarso, provocando dolor y constantes sobrecargas en el gemelo. Esto se debe al reparto del peso hacia la zona anterior del pie.

Pie valgo:

Esta patología provoca una desviación lateral del talón, esto hace que todo el peso recaiga sobre la zona media, provocando inestabilidad a la hora de caminar.

Pie varo:

En este caso el niño orienta la planta del pie hacia dentro. En el momento de caminar se apoya el borde exterior y los dedos anular y meñique. Esto provoca una acentuación del arco plantar y que el talón se doble hacia adentro, dificultando mucho el acto de caminar.

Pie equino:

Es un pie que presenta una flexión constante. Esto se debe a un acortamiento del tríceps sural del tendón de Aquiles. Provoca inflamación y que el niño camine de puntillas.

También se puede corregir la mala posición de los dedos:

Dedos en garra

Es una deformación de los dedos que se produce por una excesiva flexión de las articulaciones. Visualmente la articulación aparece doblada hacia abajo, justo al contrario que el martillo.

Dedos martillo

Su nombre se debe a que la posición que adoptan los dedos es similar a la de un martillo. En esta ocasión las articulaciones aparecen dobladas hacia arriba. Afectan al segundo y tercer dedo, aunque en ocasiones también al cuarto.

Papilomas

O verrugas plantares. Este tipo de lesiones comienzan siendo pequeñas, pero con el paso del tiempo pueden ir expandiéndose. Cuentan con un aspecto rugoso y pueden mostrar manchas oscuras en la superficie.

¿Cuándo es recomendable asistir a una consulta de podología pediátrica?

El pie de un niño está en continuo cambio y evolución, por lo que se recomienda como mínimo asistir a consulta una vez al año. En nuestro centro médico de estética en Córdoba realizamos un estudio exhaustivo del pie con el objetivo de detectar y corregir los problemas que afectan al crecimiento del pie.